POSTRE CON MIEL

Bizcocho de miel y limón:

Esta receta es de origen judío, es de tradición familiar , vale la pena hacer este bizcocho con este sabor tan intenso a limón y jugoso por la miel.

Si no tienes Thermomix, rallas la piel de los limones con un rallador.

Postre Número de partes: 8 porciones

Tiempo de preparación: 30 Minutos

Tiempo de cocción: 30 Minutos

Listos en: 1 Hora

Dificultad: Fácil

Ingredientes: 300 gr. de harina de repostería

                    180 gr.de aceite de oliva "la murta"

                    100 gr. de azúcar 200 gr. de mie de Azahar(naranjo)L'abella mell

                    4 huevos (separadas las claras de las yemas)

                    2 limones 1 cucharadita de canela 1 cucharadita de jengibre

                    1 cucharadita de semillas de cilantro (opcional) 1 sobre de levadura (15 gr.)

                    1/2 cucharadita de bicarbonato

                    Glasa: 100 gr. de azúcar glass

                    4 cucharadas de zumo de limón

                    2 cucharadas de mermelada de albaricoque

Preparación:

Etapa 1: Encender el horno a 180º, calor solo abajo. Pelar los 2 limones, reservar las pieles. Exprimir el zumo y reservar. Echar en la Thermomix el azúcar, las pieles de limón y los granos de cilantro. Pulverizar unos segundos en velocidad 10. Añadir las yemas de los huevos y batir unos minutos. Agregar la miel, el aceite y el zumo de los 2 limones (menos 4 cucharadas que reservamos para hacer la glasa) y batir otros 4 minutos en velocidad 5.

Etapa 2: Mezclar en un bol la harina, la levadura, el bicarbonato, la canela y el jengibre. Tamizarlo todo por un colador de malla. Montar las claras a punto de nieve.

Etapa 3: Volcar el contenido de la Thermomix en el bol de la harina y agregar las claras montadas. Mezclarlo todo y volcarlo en un molde desmontable de 26 cm. untado con mantequilla y enharinado. Meter en el horno durante 30 minutos. Sacar y dejar enfriar 1/2 hora.

Etapa 4: Desmoldar y untar bién de mermelada. Dejar secar unos minutos. Hacer la glasa con el azúcar glass y las 4 cucharadas de zumo de limón, removiendo bién en un cuenco. Esparcir la glasa por la superficie.